Noticias

  1. Inicio
  2. Noticias
  3. Noticias
  4. Una conversación con mujeres anestesiólogas

Una conversación con mujeres anestesiólogas

Logotipo de la FMSA

Históricamente, las mujeres siempre han estado infrarrepresentadas en la medicina. Aunque las mujeres representan el 50% de los médicos en formación y el 78% de los profesionales de la medicina, sólo representan un tercio de los médicos en activo. A pesar de que el número de mujeres residentes en anestesiología ha aumentado de forma constante, el número de mujeres que se licencian en medicina sigue siendo mucho mayor que el de las que se convierten en residentes de anestesia.

La disparidad de género no sólo afecta al número de mujeres que ingresan en las facultades de medicina, sino también a la progresión profesional, la promoción académica, la presencia de mujeres en puestos directivos y la retribución.

Reconociendo esta posible brecha de género dentro de la anestesiología, la WFSA estableció el Comité Ad-Hoc de Género, en 2018 para aumentar a las mujeres con puestos de liderazgo en la WFSA y facilitar la participación en paneles y foros de género.

Para el Día Internacional de la Mujer 2020, la WFSA entrevistó a notables mujeres líderes y futuras líderes dentro de la anestesia, incluyendo: Dra. Jannicke Mellin-Olsen (Noruega), Presidenta de la WFSA; Dra. Carolina Haylock-Loor (Honduras), miembro del Consejo de la WFSA y Presidenta del Comité Ad-Hoc de Género de la WFSA; Profesora Patricia Yazbeck (Líbano), miembro del Consejo de la WFSA y Presidenta de la PAFSA; Dra. Karima Khalid (Tanzania), Directora del Curso SAFE Tanzania; la Dra. Gita Nath (India), Directora del Curso VAST Hyderabad y la Dra. Marjory Ayma Palacios (Perú), ex becaria de la WFSA en Gestión del Dolor.

¿A qué retos se enfrentan las mujeres cuando se convierten en anestesistas?

Carolina: Las mujeres que trabajan en anestesia en algunos países se enfrentan a prejuicios en su trabajo, pero no a causa de la anestesia, sino de las responsabilidades que la rodean y que la convierten en mujer, como la maternidad, el embarazo y la crianza de los hijos. Muchas mujeres sufren depresión y agotamiento. En algunos países son muy conscientes de lo que ocurre e intentan apoyar a las mujeres en su carrera. Es un tema de moda y se puede hablar más fácilmente que antes, pero las mujeres tendrán que seguir luchando.

Karima: Numéricamente, no hay problemas porque hay muchas mujeres en la anestesia y en la profesión médica en general en Tanzania. Sin embargo, tenemos dificultades para hacer oír nuestra voz. Las mujeres suelen ser las primeras en impulsar cambios, etc., pero quedan relegadas a un segundo plano. Los hombres suelen eclipsarnos. A veces, en una clínica, aunque te hayas esforzado al máximo, alguien hablará con el enfermero y no con la doctora. Es difícil progresar en los puestos directivos. He observado cómo la WFSA trata a las mujeres y a los hombres por igual y lo aprecio. Se espera de ti que te dediques al 100% a tu trabajo, a tu familia y a tu comunidad. A veces sólo tienes que limitar lo que quieres hacer para reajustar tus prioridades y emociones.

Marjory:Uno de los mayores retos ha sido romper el estereotipo de que las mujeres sólo podemos ocuparnos de nuestro hogar, familia e hijos, y que tenemos menor rendimiento laboral y más absentismo. Además, las mujeres tenemos que romper brechas de género como la hostilidad laboral y el mito de que estamos menos dispuestas a afrontar riesgos. He conseguido ser anestesista porque estas brechas culturales y estereotipos se han ido rompiendo con el tiempo y mostrando compromiso en cada paso que doy.

Gita: Cuando empecé en la profesión había muchos hombres y pocas mujeres. Ahora las mujeres representan el 50% de la población activa, pero la mayoría elige obstetricia/pediatría/preclínica para conciliar la vida familiar y laboral.

Jannicke: He tenido mucha suerte, en Noruega el equilibrio entre hombres y mujeres es muy bueno pero hay que reconocer las dificultades, a veces he tenido casos en los que la gente se dirigía a un médico junior porque era un hombre y a mí me ignoraban. Además, Noruega es un país que está a la cabeza en igualdad de género, pero hay muchas expectativas no expresadas. Hombres y mujeres están al mismo nivel, pero hay expectativas diferentes sobre lo que se puede y no se puede hacer.

Patricia:Personalmente no me he enfrentado a muchos retos. Líbano es una sociedad más abierta pero, debido a la persistente desigualdad de género, no es fácil que todas las mujeres estén representadas en la plantilla. Algunos hospitales no contratan a mujeres anestesistas y sólo contratan a hombres anestesistas porque no quieren tomarse tiempo libre. Debemos seguir luchando contra la discriminación de género y hay que abordar cuestiones como que las médicas libanesas no tengan acceso a largos permisos de maternidad.

¿Por qué es importante aumentar el número de mujeres anestesistas?

Carolina:Es importante aumentar el número de mujeres en medicina, pero también garantizar la equidad, en liderazgo, salarios y formación, actuando de forma respetuosa y digna con las mujeres. Las mujeres necesitan un entorno de trabajo cómodo, con acceso a bajas por maternidad, zonas para la lactancia, tiempo libre para criar a los hijos, etc. Hay que tomar medidas para apoyar su potencial o abandonarán porque no tienen apoyo. La investigación ha demostrado que las mujeres abandonarán si la presión en su programa de residencia/trabajo es incompatible con el embarazo o la crianza de los hijos.

Marjory:Creo que las mujeres aportamos un importante equilibrio a la vida profesional, somos ingeniosas y siempre buscamos vías alternativas. Nuestra misión debe ser cambiar la percepción de los estereotipos y demostrar que estamos comprometidas, somos capaces de liderar y cultivar la resiliencia con el apoyo adecuado.

Gita: Muchos pacientes que acuden para cesáreas y otras intervenciones piden anestesistas femeninas; algunas mujeres sólo quieren mujeres a su alrededor por motivos culturales o religiosos. A mí, personalmente, me resulta más fácil relacionarme con mujeres; por ejemplo, cuando las mujeres hacen el curso VAST, me resulta más fácil relacionarme con ellas. Creo que las mujeres están más comprometidas con su trabajo, no intentan convertirse en héroes y son buenas para los pacientes, y no se trata de cuánto riesgo están dispuestas a correr. Las mujeres hacen cosas cotidianas básicas con seguridad. Hay una diferencia de mentalidad entre hombres y mujeres.

Patricia:En un estudio de la literatura, los pacientes que fueron tratados por mujeres tenían un nivel de atención diferente, proporcionan cuidados preventivos y tienen buenas habilidades de comunicación. Las mujeres pueden dar mucho, tienen una comunicación centrada en el paciente.

Jannicke: Hay que tener en cuenta que en algunos países las mujeres son mayoría: alrededor del 80% ingresa en las facultades de Medicina. El equilibrio es cada vez mayor.

¿Por qué cree que es importante la Comisión Ad-Hoc de Género de la WFSA?

Carolina:Es muy relevante e importante concienciar sobre la desigualdad. Lo observamos por primera vez dentro de la dirección de la WFSA, había un 20% de mujeres y el resto eran hombres. El Comité Ad-Hoc de Género celebró una cumbre en Londres el año pasado, hubo mucha diversidad y profesionalidad. Los grupos minoritarios estaban representados y cómo aumentar la diversidad, actualmente estamos realizando una encuesta de género. En resumen, nuestros objetivos son intentar crear igualdad de oportunidades para todos los anestesiólogos. Debemos ofrecer igualdad de oportunidades independientemente del sexo/raza/religión y respetar la dignidad humana.

¿Qué consejo daría a las mujeres que quisieran dedicarse a la anestesiología?

Carolina:Yo animaría a todas las mujeres a perseguir sus sueños y cumplir sus metas. No os rindáis, es un mundo de hombres y lo sabemos pero poco a poco vamos ganando paso a paso Intentad tener aliados vuestros amigos, vuestros maridos y familia, esto puede marcar una gran diferencia para entrar en el campo. Esfuérzate al máximo. Persigue tus metas pero también recuerda pagar bien por adelantado.

Karima: Siempre hay que intentar impulsar las ideas, sentarse a la mesa y asegurarse de que te ven y te escuchan. No dejes que nadie te haga callar. Haz lo que tengas que hacer y cambia el mundo.

Jannicke:Si quieres ser anestesiólogo, debes ir a por ello y confiar en ti mismo, puedes hacerlo.

Top